Sclipo Social Learning Network
Escrito por Gregor Gimmy   
Saturday, 07 de March de 2009

Internet se ha convertido en una indispensable herramienta de aprendizaje. Inicialmente se utilizó como un mega-depósito de contenidos educativos. Hoy también se utiliza para realizar la formación en línea a través de gestores de cursos o sistemas e-learning, como por ejemplo, Moodle. El artículo resalta el potencial de los gestores de cursos y analiza sus retos para ofrecer una mejor y más simple experiencia educativa. Los retos más significativos son la falta de medios ricos para transmitir conocimientos, la imposibilidad de realizar formación informal y la limitada capacidad de socialización entre sus usuarios. El autor presenta a Sclipo como una nueva aplicación web de formación que – por su estructura de red social y la utilización de nuevas tecnologías en Internet - ofrece soluciones a los nuevos retos de la educación en línea.

La evolución del aprendizaje por Internet

 

Prácticamente todos utilizamos Internet para aprender y estudiar. Al comienzo, lo empezamos a utilizar como una biblioteca para acceder a artículos, manuales, resultados de investigación e incluso libros. Todo esto y más está hoy al alcance de unos mouse-clicks gracias a buscadores como Google que nos llevan a repositorios de información: periódicos, bibliotecas o enciclopedias on-line, blogs, wikis, etc. Se calcula que aproximadamente un 60% de todos los usuarios – es decir, más de 600 millones de personas –, utilizan Internet para aprender.

De unos años para acá, también utilizamos Internet para gestionar actividades educativas entre alumnos y profesores. Estas nuevas aplicaciones llamadas Course Management Systems (CMS) permiten a profesores, escuelas y empresas poner sus cursos en línea. Los estudiantes pueden acceder a los cursos desde cualquier ordenador con conexión Internet, y estudiar los materiales así como realizar ejercicios, tests y otras actividades de aprendizaje. Poder realizar cursos vía Internet ha potenciado la formación a distancia ya que reduce drásticamente costes y tiempo de distribución de material educativo y comunicación profesor-estudiantes. Antes de Internet, los cursos a distancia consistían en enviar vía correo paquetes con libros, impresos y cintas de video. La comunicación con estudiantes se realizaba por correo, teléfono o presencialmente.

Inicialmente, los CMS eran software creados a medida y muy costosos. En España, uno de los primeros sistemas CMS fue el de la UOC – Universitat Oberta de Catalunya – , para ofrecer cursos universitarios a distancia (el sistema UOC incluye más funcionalidad que solo un CMS, pero el CMS es la parte esencial que permite impartir cursos a cientos de profesores a distancia). En una segunda fase salieron CMS estándares. Con ellos, en vez de programar desde cero, una escuela o empresa instala el CMS en sus servidores de internet; además puede personalizar el CMS estándar (por ejemplo, adaptar el “Look & Feel”) e integrarlo con otras webs (por ejemplo, su campus en línea). Las CMS estándares líderes son Blackboard, Sakai y Moodle. Este último es un software libre. Es decir, todo el mundo puede instalar y utilizar Moodle sin pagar su licencia de software,  aunque sí hay que pagar el coste de los servidores, mantenimiento y personalización.

Tomando los datos de uso de Moodle como referencia (http://moodle.org/stats/), y asumiendo que tiene una cuota de mercado de un 25%, es posible estimar que, actualmente, unos 8 millones de profesores y 10 millones de estudiantes en más de 200 países del mundo, utilizan CMS.

Hasta aquí, por tanto, podemos decir que la primera utilidad educativa de Internet como mega- repositorio ha tenido un altísimo impacto sobre la eficiencia educativa. Ha reducido drásticamente el tiempo para encontrar información y el coste para consumirla. La segunda utilidad como herramienta para impartir cursos está teniendo un alto impacto sobre cómo estudiamos. Abre oportunidades muy novedosas para realizar formación que antes era imposibles, como por ejemplo, la educación académica a distancia.

 

Los retos de las aplicaciones de formación por Internet

 

Mientras que la utilidad de depósito tiene un alto grado de madurez por el avance en tecnología de búsqueda, los CMS (gestores de cursos) todavía tienen un alto potencial de mejora. Resalto cinco áreas de mejora:

1.        Medios: Mejorar la calidad del tipo de los medios para la transferencia de conocimientos.

2.        Interacción: Mejorar la calidad de interacción y colaboración estudiante - profesor, y estudiantes - estudiantes.

3.        Formación informal: Permitir la formación informal, junto con la formal, igual que sucede en cualquier entorno educativo presencial.

4.        Facilidad de uso: Hacer más simple e intuitivo el uso de las aplicaciones.

5.        Coste: Reducir el coste total del software, incluyendo su instalación, uso y mantenimiento.

 

Medios – Mejorar la calidad del tipo de los medios para la transferencia de conocimientos.

Actualmente, el medio dominante para la transferencia de conocimientos en CMS es el texto. Los profesores postean sus materiales de curso, sobre todo, en formato de texto. Formatos ricos como audio y video se utilizan poco o nada. Por ejemplo Moodle, hasta la fecha, no ofrece una plataforma de videos educativos. Los profesores que quieren utilizar videos – por ejemplo: documentales, o grabaciones de clases pasadas, los tienen que subir a un sitio de videos, y desde ahí recuperar los videos en sus CMS.

Un CMS debería tener su propio sistema de guardar vídeos. De esta forma, los vídeos serían más fáciles de encontrar y además se podría gestionar mejor el uso restringido de los estudiantes del curso. Además, se podría adaptar el reproductor del video a fines educativos. Por ejemplo, se podría añadir un zoom al reproductor. Finalmente, una plataforma propia de video permitiría realizar una analítica sobre el uso del video. Si el video se hospeda en YouTube, el profesor no sabe cómo se ha utilizado su video, no ve comentarios, ni votos, ni número de visitas.

 

Interacción - Mejorar la calidad de interacción y colaboración estudiante - profesor, y estudiantes - estudiantes

Cuando los contenidos educativos son globalmente accesibles a bajo o cero coste, entonces la calidad de la interacción alumnos – alumnos y profesor – alumnos se convierte en el factor clave de la educación. La interacción en los CMS actuales se centra en email y foros de discusión. Sin embargo, las redes sociales tipo Facebook o LinkedIn ofrecen nuevas y potentes herramientas de interacción. Destaco las siguientes:

  • Perfiles: La base para establecer relaciones entre las personas son los perfiles de usuario. Un perfil es la página personal de cada miembro en la que se muestra información personal, como por ejemplo nombre, fotos, currículum. Cuanta más información se puede publicar en el perfil, mejor puede ser la interacción – igual que en la vida real.
  • Actividades: Además de información estática (fotos, currículo, etc.), las personas se conocen a partir de sus actividades. Por eso, un elemento esencial de la interacción en redes sociales es la publicación automática de actividades. De esta forma, los perfiles aumentan su valor informativo sin que el miembro tenga que editar su perfil, fomentando la interacción. Los usuarios también pueden publicar sus actividades en la “wall” de su perfil. Por ejemplo, María puede escribir en su perfil “Ahora estoy estudiando para el examen de mate.” Mario – amigo de María –, puede ver que María está estudiando y puede ofrecerle ayuda.
  • Relaciones: En la vida real la información personal y sobre actividades sólo son accesibles a personas de confianza. Siguiendo esta misma lógica, las redes sociales también permiten definir diferentes relaciones con otros miembros de la red y así restringir el acceso a información personal. Por ejemplo, María solo permite a sus mejores amigos el acceso a su perfil. Nadie más puede ver la información de su perfil.

Los CMS actuales suelen tener perfiles – aunque en muchos la información publicable se limita a una foto y un texto “sobre mi”. No suelen existir actividades ni relaciones en CMS.

También habría que destacar que la interacción actualmente es en su mayoría, asíncrona. Los CMS tradicionales no ofrecen herramientas que permiten al profesor realizar clases o tutorías a distancia vía webcam, es decir, en tiempo real o síncrona.

 

La formación informal - Permitir la formación informal, junto con la formal, igual que sucede en cualquier entorno educativo presencial.

Para aprender, los profesores informales – nuestros padres, amigos y colegas de trabajo –, son esenciales. En escuelas y universidades, aprender de otros estudiantes también es fundamental. Estos profesores sin titulación ni certificado complementan la educación formal y generan conocimientos que las escuelas no ofrecen. Por tanto, de alguna manera, todos somos estudiantes y todos somos profesores.

Sin embargo, los CMS tradicionales no permiten la formación informal. Los usuarios CMS son o profesores o alumnos. No pueden adoptar los dos roles simultáneamente, de manera que María, por ejemplo, no puede ser profesora de matemáticas y a la vez, alumna de un curso de culinaria. El usuario–alumno no tiene acceso a las herramientas educativas que tiene el usuario–profesor, de manera que no puede crear cursos o subir material educativo o evaluar.

 

Facilidad de Uso - Hacer más simple e intuitivo el uso de las aplicaciones.

El software ha de ser intuitivo y las aplicaciones lo son cada vez más, sobre todo, las aplicaciones Internet. ¿Quién ha tomado un curso de Facebook o YouTube? Si hubiera sido necesaria una formación de Facebook, no hubiera superado 150 millones de miembros en apenas 4 años. La facilidad de uso empieza con la instalación del software. Luego está la utilización propia de la funcionalidad.

Los sistemas CMS no son instalables para personas sin avanzados conocimientos informáticos y de internet. Invito al lector o potencial profesor (no informático) a instalar Moodle y comprobarlo en carne propia (aquí está el link: http://download.moodle.org/). Una vez instalado Moodle, puede intentar configurarlo. Finalmente, puede intentar utilizar el sistema – crear un curso, publicarlo, invitar estudiantes. Creo que estas tareas son prácticamente imposibles de realizar para cualquier profesor.

 

Coste - Reducir el coste total del software, inclusive su instalación, uso y mantenimiento.

En la época del software libre nos olvidamos de que el coste no sólo reside en su licencia. El coste total de utilización de un software incluye además la instalación, la configuración, la formación de uso, el hosting, el mantenimiento y la mejora. La licencia de un software en muchos casos sólo es un 20% o menos, del coste total. Un profesor con un alto conocimiento técnico podría realizar la mayoría de estas actividades solo. Pero, tendría que costear el hosting de un servidor de Internet, si la escuela no le proporciona uno. Este coste puede variar desde 50 Euros / mes por un servidor básico a más de 500 Eu / mes. La calidad del hosting depende de la cantidad de estudiantes y de datos a guardar.

 

Sclipo – una nueva propuesta de formación por Internet

 

¿Qué es Sclipo?

Sclipo es un CMS gestor de cursos en línea con estructura y herramientas de red social. En Sclipo, los miembros pueden aprender, enseñar y formar relaciones basadas en sus intereses educativos. Sclipo aplica herramientas de red social y nuevas tecnologías Internet para facilitar una enseñanza mejor y más eficiente.

 

Pagina Inicial de Sclipo (http://sclipo.com)

 

 Image

 

¿Qué aporta Sclipo en comparación con los sistemas eLearning y redes sociales genéricas?

Los sistemas eLearning tradicionales no suelen tener herramientas de red social y web 2.0. Esto reduce su capacidad de fomentar la participación y facilitar la enseñanza informal (además de la formal). Tampoco suelen ofrecer herramientas de enseñanza basadas en video y webcam – que posibilitan una enseñanza más efectiva, amena y síncrona. Las redes sociales genéricas como por ejemplo Facebook no ofrecen herramientas educativas.

¿Cómo funciona Sclipo?

En Sclipo, cada miembro (individuos u organizaciones), tiene un perfil para conectar y conocer a gente con intereses educativos comunes. Además, cada miembro tiene un espacio de academia - por si quiere enseñar (facilita la enseñanza informal/peer2peer, además de la formal). El espacio de academia ofrece innovadoras herramientas de enseñanza, tanto asíncronas (gestor de cursos, biblioteca de videos y documentos, etc.), como síncronas (Aula Web con webcam, pizarra, chat y más).

 

Links demo: Recomiendo los siguientes links para conocer a Sclipo.

Perfil de miembro ejemplo:

http://sclipo.com/profile/view/60881ee718bf5315720dcb687690b81c

Academia ejemplo:

http://sclipo.com/academy/view/60881ee718bf5315720dcb687690b81c

Curso ejemplo:

http://sclipo.com/courses/view/5028a9823c6c5022b9941c1a83b77f9f

Video educativo ejemplo:

http://sclipo.com/videos/view/test-1

Documento educativo ejemplo:

http://sclipo.com/documents/view/4195

Demo del aula web

http://sclipo.com/classroom

 

¿Cómo resuelve Sclipo los retos de la formación en línea?

Cómo hemos visto en la sección anterior, Sclipo es una aplicación de Internet para la formación, similar a Moodle o Blackboard o los campus en línea de universidades a distancia como la UOC. A continuación me gustaría explicar mejor cómo Sclipo responde a los retos descritos en comparación con los sistemas de CMS tradicionales.

 

Medios – del texto a medios ricos como el video.

Sclipo permite guardar y compartir materiales de cualquier formato: documentos, videos, imágenes, audio e contenidos interactivos. Los contenidos se presentan mediante un reproductor de Flash. Esto tiene importantes ventajas:

  • Los estudiantes pueden interactuar con el contenido, como por ejemplo votar y comentar / discutir lo.
  • Los profesores saben quien y cómo se ha utilizado el contenido. Por ejemplo, Sclipo puede analizar el uso de los videos, sabiendo exactamente cuántos alumnos han visto cuánto de cada video.
  • El contenido se puede compartir fácilmente. Los usuarios lo pueden insertar en sus webs, o lo pueden postear en otras webs tipo menéame o delicious.

 


Buscador de videos y documentos educativos 

 Image

 

Video en reproductor Flash que permite votar, comentar y compartir (sclipo.com/documents/view/4195)

 Image

 

Documento en reproductor Flash (sclipo.com/documents/view/4195)

 Image

 

Analítica de uso de los videos que enseña photoshop

 Image

Interacción

Sclipo es la primera CMS que ofrece riqueza en la funcionalidad de la interacción de una red social.

  • Perfiles de Miembro: En Sclipo, cada miembro – que pueden ser personas o instituciones - tienen un perfil de miembro. Esto no solo permite publicar información personal “sobre mi”. Los miembros también guardan los contenidos de aprendizaje (ej: un vídeo favorito) y publican parte de los contenidos que otro miembro enseña (si éste utiliza Sclipo para enseñar).

 

Perfil de un miembro (demo)

 Image

 

  • Actividades: Sclipo guarda y muestra las actividades de cada miembro. Diferenciamos entre actividades de aprendizaje (ej: Mario se ha apuntado a un curso de inglés) y de enseñanza (ej: María ha creado un curso de inglés). Los usuarios también pueden escribir en la “wall”. Por ejemplo, María puede escribir en su perfil “Ahora estoy estudiando para el examen de mates.” Ahora Mario – amigo de María – puede ver que María está estudiando y ofrecerle ayuda.
  • Relaciones: Para acceder al perfil de un miembro hay que pedirle permiso para establecer una relación. Cuando se pide permiso, Sclipo pide al miembro especificar qué tipo de relación busca establecer. Sclipo sólo permite establecer relaciones que tiene que ver con la formación. Hay que especificar si se busca estudiar con, o enseñar a, otro miembro. Por ejemplo, María quiere establecer una relación con Mario, por lo que debe especificar si quiere estudiar o enseñar a Mario.

 

No se puede acceder a un perfil sin permiso del miembro. Sclipo requiere especificar una relación educativa

  Image

 

La formación informal – junto a la formal

Sclipo es la primera aplicación de formación en línea que permite a todos sus miembros enseñar. Como lo comentaos arriba: “Los usuarios de CMS son profesores o alumnos pero no pueden adoptar dos roles simultáneamente.” Sclipo resuelve esta limitación porque permite la formación informal (además de la formal), igual que ocurre en cualquier escuela u otro entorno educativo. Para posibilitar a todos los miembros ser educadores o enseñar, Sclipo le asigna a cada uno su propia “academia”. En este espacio los miembros tienen a su disposición las herramientas educativas que se describen a continuación:

 


Espacio de Academia – con las herramientas educativas

 Image

 

 

  • Cursos: Permite crear cursos y gestionar estudiantes de cada curso. Los profesores pueden incluso cobrar por la matriculación a sus cursos.
  • Biblioteca: Cada Academia tiene su propia biblioteca donde se guarda y comparte material educativo, tanto en formato de video como textos y documentos.
  • Aula Web: El Aula Web permite a un profesor dar clases a distancia a uno o varios estudiantes. El profesor da la clase a través de una webcam con micrófono. Además, tiene una pizarra y un presentador de documentos. Los estudiantes pueden participar en la clase activamente; si tienen webcam, pueden preguntar y comentar con el profesor, igual que harían en una clase presencial.
  • Estudiantes: El profesor tiene a la vista todos los estudiantes. Sclipo permite al profesor comunicar con los estudiantes así como gestionar la matriculación a sus cursos.

Gestor de cursos

 Image

 

Aula Web de Sclipo: Un profesor puede enseñar a múltiples estudiantes vía webcam, pizarra y presentador de documentos. Los profesores pueden utilizar el Aula Web como complemento a sus cursos asíncronos, por ejemplo, para tutorías.

 Image

 

Facilidad de Uso

Nuestra intención es que Sclipo sea igual de fácil de usar que Facebook o YouTube. Y nuestra experiencia con los nuevos usuarios que sólo conocen youTube o Facebook, es que les es muy fácil utilizar Sclipo.

Pero más allá de la facilidad de uso, Sclipo no requiere ningún tipo de instalación. Un profesor puede utilizar Sclipo simplemente abriendo una cuenta en Facebook;  y los miembros de Facebook pueden utilizar Sclipo con sus credenciales de Facebook. La integración de Sclipo con Facebook tiene otra ventaja sustancial: Cualquier actividad que se realice en Sclipo puede ser publicada en Facebook. Si por ejemplo, un profesor crea un nuevo curso, éste se puede publicar y promocionar automáticamente a toda su comunidad en Facebook.

 

Coste

He destacado antes que el coste de la utilización de un software es más que solo su coste de licencia. También hay que tener en cuenta la instalación, configuración, mantenimiento y posting. Todos estos costes desaparecen con Sclipo.

El uso de Sclipo también es en buena parte, gratuito. Sclipo cobra un Fee Premium por el uso comercial de Sclipo y para cierta funcionalidad extra. Por ejemplo, Sclipo solo permite postear cursos de pago a miembros Premium. La propuesta de Sclipo es: Si quieres ganar dinero con Sclipo, has de pagar. Si enseñas gratis, también puedes utilizar Sclipo gratis. La excepción es el aula web privado. Solo los miembros Premium tienen un Aula Web propio en su Academia. Los miembros no Premium pueden utilizar el Aula Web público.

 

 Gregor Gimmy

Fundador y CEO de Sclipo